NOTICIAS

Àlex Feliu prueba el nuevo “Scrambler 850 Xp” de Polaris.

By junio 16, 2013 One Comment

El piloto catalán a sido el escogido por “Polaris Spain” y la revista “ATV CLUB” para probar el nuevo ATV de la marca americana, el flamante “Scrambler 850 XP”, un ATV con carácter deportivo que va a significar de una vez por todas, plantarle cara al archiconocido Renegade de Can-Am….H07B0971

Los que entienden de esto saben que las primeras sensaciones al probar un vehículo nuevo son las verdaderas, las que valen. Y en eso nos fijamos al subirnos  al nuevo Scrambler 850, al que hemos apodado el “deseado”, pues hacía ya tiempo que se esperaba de Polaris un ATV versión “deportiva” que mirase a los ojos al todopoderoso Renegade de Can-Am. Y ciertamente parece que al Rey León le ha salido rival, y que rival!! Os lo resumimos en dos líneas…luego os contamos: Estética contundente, dirección asistida insuperable, suspensión a prueba de todo, enérgico, nervioso, cómodo…brillante en su parte ciclo…vamos, que se tiene que probar para acabar convencido de que estamos ante un verdadero ATV con vocación “racing”, a pesar que a nivel evolutivo no son muchas las mejoras respecto al Sportsman  que ya conocemos.

Polaris_Scrambler_850XP_50_H07B0577“Es mucho más bonito que en las fotos”…eso fue lo que exclamamos sólo verlo en vivo. La combinación de los colores rojo y negro es vistosa, y la ubicación de las reseñas en rojo (paramanos, trapecios, defensa, asiento…), muy acertadas. Los plásticos han pasado a ser en negro brillante, a diferencia del proto presentado recientemente en España, que era negro mate. Un acierto. El radiador se presenta muy despejado en el frontal, aunque mucho menos desprotegido de lo que se intuía en las presentaciones fotográficas de Polaris, lo que se agradece a nivel de seguridad. Y como no, el sello “Polaris” en los focos, maneta única de freno, manillar y cuadro de luces, que sigue fiel al estilo de la marca, con una novedad sorprendente: los focos delanteros no se ajustan a los plásticos, quedan retrasados medio centímetro. “Y el variador, donde está?”..le preguntamos a Jose, del equipo Polaris España..”Pues está detrás, en vertical, en línea con el motor..”. Otro acierto, pues permite reducir la distancia entre las dos piernas, al ser más estrecho el espacio del asiento, y ganar en comodidad. Se consigue pilotar cómodamente, aunque habrá quien piense que esa posición del variador resulta muy incómoda para cambiar la correa con cierta rapidez. Y dos detalles, que agradecemos mucho, los protectores de los fuelles (delante y detrás), son elevados y cubren realmente toda la zona a proteger. Decimos que se agradece porqué se evita el típico “extra” en la compra de los ATV’s, unos protectores decentes…Y la guantera posterior, encima de la matricula. Bien. Aunque quizás lo que nos ahorremos en protectores nos lo gastaremos en neumáticos, pues el Scrambler 850 XP llega con unas llantas vistosas pero sin “beadlock”, con el riesgo que ello supone.

Polaris_Scrambler_850XP_01_H07B0912

Una última apreciación a nivel estético, la más novedosa, por lo simple y eficaz del asunto: el cierre del asiento. Si, lo más “tonto” y lo más original, se cierra a presión, sin clic de ningún tipo, sin maneta de apertura. Muy curioso y muy práctico, y además cierra a la perfección.

Pero el “look” no lo es todo, así que le dimos la vuelta a la llave del contacto y es aquí donde el Scrambler nos convence de su vocación deportiva, pues el sonido metàlico del escape nos recuerda que estamos ante un ATV vigoroso, con nervio..vamos, lo que hablábamos de las sensaciones: ” …madre como debe andar esto..!!” Y así es, primer consejo: agarrarse bien. Segundo consejo: preveer la frenada, se llega muy, muy rápido a las curvas. Además, la extraordinaria dirección asistida del Scrambler (a nuestro juicio muy superior al Renegade en su posición DPS MAX), hace que la sensación de velocidad sea mayor, porque si a eso le sumamos la suspensión FOX que presenta, notaremos como volamos, literalmente. Un ejemplo para que lo visualizemos mejor: si le damos al gatillo con rapidez, el Scrambler se levanta de morro, tal cual, y sale disparado, de modo que esa aceleración, junto a la dirección asistida, más la suspensión….nos da un resultado final:  VOLAMOS SOBRE TIERRA!!

Y la solución a ese “volar” reside en los frenos de disco (cuatro), integrados dentro de las llantas. La maneta única que tenemos a la izquierda del manillar permite clavar literalmente el ATV. Es muy eficaz, pero con poco tacto. Y al igual que el Scrambler se levanta al acelerar, también se amorra al frenar, con riesgo de sentir ese “balanceo” tan molesto en la parte delantera. Deberemos estar atentos con el freno motor, si clavamos los frenos las ruedas se bloquean, y al soltar la maneta no recuperamos de inmediato la motricidad, pues entra en acción el freno motor, y seguiremos derrapando. Quizás la doble maneta nos permitiría “jugar” más con la frenada, poder escoger que tren freno, a la vez que podríamos manejar mejor el vehículo en la entrada en curvas, meterlo más cómodamente, pero Polaris lo tiene claro: freno en una sola maneta. Que así sea pues.

De la suspensión casi no vamos a hablar, lo diremos en dos palabras: UNA MARAVILLA!! Nada que decir, de verdad, son perfectas, se lo comen todo. Trasladan las sensaciones del terreno en su justa medida, no notaremos latigazos ni sacudidas, y una vez probado en terreno pedregoso la conclusión es que a partir de ahora las rutas serán de tres horas más!!… porque es tal la suavidad de conducción que no vamos a notar cansancio alguno!!Polaris_Scrambler_850XP_04_H07B0782

Solo los amantes de la conducción más deportiva, incluso los atrevidos que se metan a competir con él, deberán regularla “al gusto”, pues quizás de serie sale blandito de delante.  Y meterle separadores a las ruedas, ganaremos en sensación de seguridad y “planearemos” más. Y listos, poco más.

Ante la exelencia de este ATV sólo dos “peros”…1) no encontraremos arranque eléctrico y 2) para repostar hará falta un embudo pequeñin.

–          Se arranca con la llave de contacto, que está al mismo lado que el gatillo, la derecha,  lo que complica el encendido si el vehículo está frio, porqué darle a la llave y al gatillo a la vez, con solo la mano derecha es un lio.

–          El tapón de gasolina está pegado al foco delantero y al manillar, no entra un embudo muy grande..lo decimos para los que tienen prisa en los repostajes..

Dos nimiedades que no pueden ni deben echarnos atrás en la adquisición de este espléndido ATV. El Scrambler 850 XP ha nacido para el disfrute de aquellos amantes de la comodidad, del goce de unas prestaciones inigualables y dispuestos a sacarle todo el jugo a un ATV que no les decepcionará en ningún aspecto. Y también para los más radicales, que esperaban un “Sportsman” más enérgico y rabioso para ponerse al límite. En ambos casos solo les unirá un problema, el de siempre, el precio. Aunque si pensamos que estamos ante un ATV de larga duración, de larga vida y que no nos va a aburrir, la inversión sin duda los compensará.

Join the discussion One Comment

Leave a Reply